martes, 15 de agosto de 2017

Rómulo y Remo

La ciudad de Alba Longa era gobernada por dos hermanos. Estos se enfrentaron entre sí y el que ganó, Amulio, obligó a la hija de su hermano, Numitor, la cual se llamaba Rea Silvia a unirse a las vírgenes vestales para impedir que tuviera descendencia y continuara su dinastía.
Pero sucedió que el dios Marte violó a Rea Silva y ella dio a luz dos gemelos, Rémulo y Remo. Como castigo Rea Silvia fue enterrada viva y sus hijos fueron abandonados en el río Tíber por mano del abuelo de los niños.

 Resultado de imagen de Rómulo y remo nacimiento

La loba y la ciudad de Roma

El dios del río se apiadó de los niños y se cuidó de que una loba los salvase. La loba los amamantó y cuidó de ellos hasta que fueron encontrados por el pastor Faústulo, quien junto con su esposa los crió.
Cuando se hicieron mayores, Marte les puso al corriente de lo ocurrido y los hermanos promovieron una revuelta popular, mataron a Amulio y pusieron en el trono a Numitor.
Al crecer mucho Alba Longa, Rómulo y Remo fundaron otra ciudad en la ribera del Tíber. Más adelante ellos se enfrentaron entre sí y Remo murió, por lo que la nueva ciudad se llamó Roma en honor a su soberano, Rómulo.

 Resultado de imagen de Rómulo y remo Fundación de  la ciudad de Roma

Rapto de las sabinas

En Roma, la nueva ciudad, sólo vivían hombres, los que habían luchado a favor de Rómulo. Necesitaban mujeres para crear una nueva raza. Tramaron invitar a los sabinos, habitantes de las ciudades vecinas a una fiesta en honor de Neptuno, con la idea de raptar a sus hijas cuando estuvieran entretenidos. Se dice que sólo una de ellas estaba casada
Así fue. Al inicio de la falsa fiesta, los romanos desenvainaron las espadas y amenazando con matarles les raptaron a sus mujeres.
Los sabinos declararon la guerra a Roma y en guerra estuvieron durante varios años hasta que las sabinas y sus hijos se interpusieron para que dejaran de luchar. Rómulo y el rey de los sabinos Tito Tacio se asociaron y gobernaron juntos hasta que éste murió.

 Resultado de imagen de Rómulo y remo Rapto de ls sabinas

Lucrecia y su virtud

¿Cuál de sus esposas sería la más virtuosa? Esto se preguntaban los generales romanos. Estaban en la guerra con los sabinos pero volvieron a sus casas para comprobar si sus esposan eran fieles. Quedaron sorprendidos al ver que bebían y tenían aventuras amorosas. Todas menos una. Lucrecia, se comportaban así.
Lucrecia estaba en casa tejiendo, cuando Sexto Tarquino, un soldado romano sintió lujuria por ella. Le pidió una relación sexual, amenazándola con la muerte y meterle un esclavo muerto en la cama, si se resistía.

Lucrecia se sometió a la violación, pero mandó un mensaje a su esposo Colatino, explicándole lo ocurrido. Colatino volvió y reaccionó consolándola, pero ella muy avergonzada, se suicidó, clavándose un cuchillo.

Resultado de imagen de Rómulo y remo Lucrecia
Imágenes:https://www.google.es

lunes, 31 de julio de 2017

El súpay

Es un ser del mundo de los muertos o de los infiernos en la mitología aimara, a quien los indígenas daban culto para evitar que les hiciera daño. Después de la conquista, el cristianismo lo tomó como figura del diablo.

Resultado de imagen de El súpay

Suele representarse como un jinete vestido de negro con espuelas y adornos de oro, que se presenta en las noches al viajero, le rinde homenaje con canciones acompañándose de una guitarra, le ofrece un opíparo banquete, para prometerle después riquezas y honores a cambio de su alma.

Resultado de imagen de El súpay

Otras veces se le identifica como un remolino o viento impetuoso que arrasa cuanto encuentra a su paso.
Suele identificársele también como un enano travieso que aparece a la hora de la siesta por los caseríos para llevarse a los niños y fabricar con sus cuerpos pócimas para le hechicería.
Otras veces aparece como un pobre hombre, vestido con pieles de oveja o como un viejo filósofo que pasea por los campos ensimismado en sus pensamientos. También, como un macho cabrío.

Resultado de imagen de El súpay

De cualquiera de las formas que aparezca o se le represente, siempre es causante del mal, tanto para la naturaleza en forma de sequías o inundaciones, como para el hombre en forma de pestes o maleficios.

Resultado de imagen de El súpay
Imágenes: https://www.google.es